jueves, 17 de mayo de 2018

Expresando sentimientos XVIII (1)

Este jueves iniciamos una subsección, aunque no dejamos de seguir "Expresando sentimientos (sobre infertilidad)", ya que tenemos un cuento infantil dividido en cinco capítulos escrito por Esperanzada donde el deseo no cumplido de tener hijos es el trasfondo.

Cofre abierto del que sale una luz centelleante
Pixabay.com

LAS ESTRELLAS DE DARNA Y KONI (1)

"Érase una vez, no hace demasiado tiempo, un alegre duende llamado Koni y una dulce hada llamada Darna. Vivían en un bonito y luminoso bosque. Se querían mucho, muchísimo y no eran felices del todo, del todo, porque desde hacía tiempo deseaban mucho ser papás. Pero por más que lo deseaban no habían podido tener ningún hijo.

Ellos veían como otros duendes y hadas deseaban muy fuerte tener hijos, ¡y lo conseguían! Incluso sabían de algunos padres a los que sus hijos les habían llegado por sorpresa. Pero por más que se abrazaban y llenaban de amor el aire… no había manera, ya no sabían qué hacer. 

Habían probado infinitas maneras de desear, incluso habían ido al Pozo de los Deseos y a las Montañas de lo Imposible, pero de nada les sirvió. Y eso que algunos duendes y hadas que habían tenido que ir hasta allí, volvían felices con sus bebés… 

En los últimos tiempos Darna ya no brillaba tanto como antes y a Koni los árboles le crecían un poco torcidos. Había días incluso en los que la sonrisa no aparecía en su rostro y una ninfa aseguraba haber visto a Darna llorando en el estanque helado. Los habitantes del bosque les intentaron ayudar como pudieron, ¡pero nada funcionaba! Les hablaron de unas estrellas que podían hacer sus sueños realidad, pero tenían que ir mucho más allá de su bosque, al Bosque Blanco de la Vida y eso no era posible porque sus alas se habían gastado con la tristeza. Lo deseaban tanto...    

Un día llegó al bosque un gnomo llamado Momo que hacía tiempo que se había marchado para cruzar las Tierras de la Sabiduría y aprender un montón de cosas nuevas. Todos fueron a recibirle muy contentos con su regreso y le prepararon una gran fiesta donde todos disfrutaban. 

Bueno, todos no, Koni y Darna estaban sentados en un rincón con los ojos tristes. El gnomo los vio, los miró un rato y después de pensarlo un poco se acercó a ellos. Les preguntó: 

-”Alegre Koni y dulce Darna, ¿no estáis contentos con mi regreso? ¿Hay alguna cosa que hice mal y os molesta? ¿Hay algo que os preocupa enormemente?”

Koni y Darna se miraron en silencio, tragaron saliva para que las lágrimas no salieran y le explicaron a Momo su dolor y tristeza. Él los escuchó atentamente y les dijo que podría ayudarles, pero debían salir del bosque. Ellos se pusieron muy contentos y a la vez tristes porque otra vez se les rompían los sueños. No podían volar… pero entonces miraron a Momo y le pidieron si podía ir en su nombre a buscar las estrellas que necesitaban para poder ser felices. 

Momo no se lo pensó ni un segundo y les respondió con un “Sí” lleno de valentía y ganas de aventura. 

Koni y Darna ayudaron a Momo a preparar su viaje. Un elfo llamado Fonte que se enteró de esta nueva aventura quiso acompañar a Momo  y este lo aceptó encantado, viajar acompañado siempre es mucho mejor. Llenaron su equipaje con los mejores alimentos que pudieran necesitar, con los objetos más variopintos que les serían útiles para su aventura, con purpurina mágica y con toda la esperanza de Koni y Darna metida en un cofre."

Muchas gracias por participar con tu bonito cuento, próximamente volveremos a saber de las aventuras de Momo y Fonte para ayudar a Darna y Koni a conseguir ser padres.

Si quieres contribuir a visibilizar la infertilidad en este blog, puedes enviar un email a Purplehopecloud@gmail.com o un mensaje directo a mi cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para conocer cómo nació esta idea, aquí puedes leerlo.

Muchas gracias por estar ahí.

jueves, 10 de mayo de 2018

Expresando sentimientos XVII

Como cada jueves, seguimos "Expresando sentimientos (sobre infertilidad)", esta vez con Juanita, que nos abre su corazón justo el día antes de saber el resultado del que ha decidido que, pase lo que pase, será su último tratamiento.

Aparecen dos carteles con direcciones opuestas y las leyendas "One way" y "Or another"
Picsart

"Si hay una frase que aparece constantemente en nuestras redes sociales, en la publicidad, en los gimnasios a los que nos apuntamos es: “Si quieres puedes”. Muchas veces en inglés que queda mejor “If you have a will you will find a way”.
Y durante mucho tiempo me lo he creído. En mis 40 años, más o menos, he conseguido lo que me he propuesto. He trabajado muy duro, me he esforzado, he insistido y la vida me ha ido devolviendo premios. Un marido maravilloso con el que día a día construyo una preciosa relación, unas oposiciones que me dan estabilidad laboral en un trabajo que me encanta, un físico acorde a lo que la sociedad me pide…


Pero la infertilidad te pone en tu sitio. Y te toca asumir que si quieres puedes… o no. Porque he hecho de todo: he cambiado mi alimentación, he meditado, he ido a “magos”, me he sometido a múltiples tratamientos de RA incluyendo donación de óvulos… y cada negativo me ha dado una nueva bofetada. Cada negativo, o aborto; que también ha habido en este largo camino, me ha dicho que a lo mejor no va a poder ser. Y el mundo se te cae.


Y mañana es el gran día, mañana cambia mi vida. Es la última. Mañana tengo la beta, y es la última oportunidad que nos damos. Es la última porque estamos agotados, porque necesitamos vivir y esto nos está quitando la vida. Ojalá esa nueva vida empiece con una nueva personita que se una a esta familia pero si no, habrá que asumirlo, llorarlo (una vez más, aunque espero que con el consuelo de que será el último llanto) y empezar otra nueva vida.


Dedos cruzados para mañana y brindis al sol por esa nueva vida que va a empezar."


Muchas gracias por compartir con nosotros este momento tan crucial, hoy sabemos el resultado y nos llena de alegría saber que fue positivo. Deseo con todas mis ganas que todo siga muy bien y acabe acunando a tu precioso y sano bebé.

Si quieres aportar tu granito de arena a visibilizar la infertilidad en este blog, puedes enviar un email a Purplehopecloud@gmail.com o un mensaje directo a mi cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para conocer cómo nació esta sección, aquí puedes leerlo.

Muchas gracias por estar ahí.

jueves, 3 de mayo de 2018

Expresando sentimientos XVI

De nuevo estamos aquí una semana más "Expresando sentimientos (sobre infertilidad)", con un fragmento de un texto escrito por LocaEspera donde vemos que la dureza de este camino tristemente no siempre acaba con el test positivo.


Unas manos de mujer se posan en su vientre y en el centro hay una margarita
Pixabay.com

MI CARICIA A LA MATERNIDAD 

"Y llegó el gran día, el día de la prueba de sangre, esa que te dirá si estás o no en embarazo! Con tanta ilusión, pero tratando de pegar los pies en la tierra, fui al laboratorio, mi estómago revoloteaba de nerviosismo, tenía todos los síntomas de una menstruación, lo que me aterrizaba aún más, pero mi amiga pasó por lo mismo y estaba embarazada de un hermoso pequeñín. Listo, sangre en un tubito y a esperar, tic tac, tic tac, los segundos del reloj retumbaban en mi corazón, tic tac, tic tac, que pasen rápido las horas.  Me llamarían, eso me dijeron, pero no sonaba mi teléfono, así que llamé..."Buenas noticias, felicidades, estas embarazada", No lo podía creer, empecé a llorar, de felicidad obviamente, toque el cielo, y no lograba bajarme de ahí. Ahora a esperar la ecografía... Serían dos? mi tía materna tuvo dos, yo podría tener dos... Tic tac, Tic tac, esperar 10 días.

Y llegó el otro gran día, vamos a ver a nuestro bebé, cuatro mujeres en la fría sala de espera escucharon mi experiencia, si se puede, deben estar tranquilas, ¡yo lo logré! Me llaman, voy por Él, me acuesto emocionada y... "El saco no tiene el tamaño que debe tener! Hay que repetir los exámenes de sangre y la ecografía". Se me cae el mundo, se nos cae el mundo. ¿Qué significa esto? ¿Qué repercusiones puede tener?;  me marcho. No puedo volver a donde esas mujeres a bajarles la moral con mis lágrimas. Él es fuerte, pero debe estar destruido. ¿POR QUÉ?, ¿Por qué tocar el cielo para caerme tan rápido? ¿Por qué no creces?, ¿Por qué no te desarrollas?

Después de un mes de controles y exámenes, la noticia final, el embarazo no es viable, no se desarrolló el embrión, en algún momento detuvo su crecimiento, ¡hay que abortar! No puedo contener las lágrimas, y Él aprieta mi mano, tratando de darme fuerzas, se van mis ilusiones, mi sueño, todos los planes realizados en unas semanas son destruidos, aplastados, desmoronados."

Podéis encontrar el relato completo en su blog NarcisaFeliz.com.

Muchas gracias por contribuir con tu sentidas palabras. Deseo, de corazón, que muy pronto lo consigas y puedas abrazar (que no sólo acariciar) la maternidad para toda la vida.

Si quieres colaborar en esta sección y contarnos lo que la infertilidad supone para ti, puedes enviar un email a Purplehopecloud@gmail.com o un mensaje directo a mi cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para conocer cómo surgió la idea y saber más, aquí puedes leerlo.

Muchas gracias por estar ahí.

jueves, 26 de abril de 2018

Expresando sentimientos XV

Un jueves más continuamos "Expresando sentimientos (sobre infertilidad)", con el fragmento de un cuento de @MiInfertildad donde narra los primeros pasos de Jana al recibir la fatídica noticia.

Puedes encontrar la totalidad del cuento (en tres capítulos, el enlazado y posteriores) en su blog "MiInfertilidad.com".

Una pareja de mujer y hombre se da la mano mientras toman café
Pixabay.com

"El bientratador"

«Tengo la antimülleriana por los suelos.

—¿La qué?

—La antimülleriana. ¿No me has oído?

El bientratador continuó, imperturbable, leyendo Valencia Plaza en el ipad.

—La antimülleriana es una hormona que indica la edad de tus ovarios, en este caso de los míos. Parece ser que tengo las entrañas de una vieja de 45 años.

Jana permanecía de pie con las manos contraídas en sendos puños. Había adquirido la costumbre de esconder las uñas de ese modo hasta clavarlas en la carne. Y es que los hilitos de suciedad que quedaban atrapados en el pulpejo de los dedos le resultaban demasiado bochornosos como para que pudieran verlos los demás. Por su condición de oftalmóloga, no le estaba permitido pintarse las uñas ya que operaba una vez a la semana y el esmalte no era considerado apto para la esterilidad que se requería en un quirófano.

—Estéril. Que a lo mejor soy estéril. Si te quieres ir con otra lo entenderé.

El bientratador no apartó la vista de la pantalla. Al cabo, dejó la tableta sobre la mesa y respiró hondo.

—¿Qué teníamos hoy para comer? Creo que eran filetes de ternera con habas. ¿Te has acordado de comprar café?

—Consumimos un paquete de café a la semana. Yo creo que soy estéril por culpa del café. El otro día leí en internet que el café podía impedir la implantación del óvulo en el endometrio. Claro que según la antimülleriana mis óvulos son unos inútiles…

El bientratador se levantó del sofá. Se acercó a Jana para besarla en los labios pero ésta apartó su boca y le ofreció la mejilla.

—Voy a preparar la comida. ¿Quieres zumo de naranja?

El bientratador entró en la cocina. Cogió una sartén del armario. La puso sobre los fogones y la cubrió con una fina capa de aceite. Después sacó un paquete de habas del congelador. Lo abrió y vertió su contenido en la olla a presión que previamente había llenado de agua. La cerró y encendió el fuego. Cogió un puñado de naranjas y comenzó a cortarlas por la mitad. Jana le siguió y se quedó en el dintel de la puerta.

—He leído en internet que con mis valores de antimülleriana es probable que solo me quede la ovodonación como única opción. ¿Sabes lo que es eso?»


Muchas gracias por participar, me alegro mucho de tu embarazo, pronto tendrás contigo a tu ovobebé. ¡Que vaya todo perfecto!

Si quieres colaborar con este blog y contarnos lo que la infertilidad es para ti, de la manera que mejor puedas expresarlo, puedes enviar un email a Purplehopecloud@gmail.com o un mensaje directo a mi cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para conocer cómo surgió la idea y saber más sobre ella, aquí lo tienes.

Muchas gracias por estar ahí.

jueves, 19 de abril de 2018

Expresando sentimientos XIV

Como cada jueves seguimos dando voz a la parte emocional de la infertilidad en la sección "Expresando sentimientos (sobre infertilidad)". Hoy con una fotografía de nuestra @MamunskiDeLimon


Horno pequeño con un post it en el que se puede leer "out of order"
Imagen propiedad de @MamunskiDeLimon

Nos cuenta el por qué de esta foto: "Así es como me siento yo ahora mismo, como un horno escacharrao".

Espero que muy pronto ese hornito se ponga en funcionamiento y cocine un bollito (o dos) precioso(s).

Si quieres aportar tu granito de arena a esta humilde sección y describir lo que la infertilidad te genera emocionalmente con el recurso artístico que mejor se te dé, puedes enviar un email a Purplehopecloud@gmail.com o un mensaje directo a mi cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para saber más y conocer de dónde surgió la idea aquí te lo cuento.

Muchas gracias por estar ahí.

jueves, 12 de abril de 2018

Expresando sentimientos XIII (Editado)

EDITO ESTE POST PORQUE LA PERSONA QUE MOSTRABA SU TATUAJE-AMULETO ME HA PEDIDO QUE LO QUITE PORQUE EN SU ENTORNO DESCONOCEN SU INFERTILIDAD Y LA FOTO PUEDE HACERLA RECONOCIBLE.

Por supuesto es importante que os sintáis seguras y así lo he hecho en el momento.

Si quieres ayudar a visibilizar lo que la infertilidad hace sentir con una aportación literaria o artística, del tipo que sea, puedes hacerlo enviando un email a Purplehopecloud@gmail.com o mediante mensaje directo a la cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para ver cómo se originó la idea y tener un poco más de información si quieres participar, aquí lo puedes hacer.

Muchas gracias por estar ahí.

jueves, 5 de abril de 2018

Expresando sentimientos XII

Un jueves más tenemos una nueva aportación a la sección "Expresando sentimientos (sobre infertilidad)y esta vez es un texto de nuestra @Sunshine_Awaits rescatado de su blog.

Normalmente los escritos que comparto son más breves por dar agilidad y, en el caso de que sean fragmentos, se puede acceder al texto original y completo a través de un enlace, pero esta vez he hecho una excepción ya que su blog es privado y no quiero comprometerla viéndose obligada a dar acceso a personas desconocidas derivadas de este post.

Os dejo con sus palabras y reflexiones.


Cuadro de una ventana rota con el mismo paisaje en los cristales rotos
La clef des champs. Magritte. 

LA INCERTIDUMBRE

"Incertidumbre. Tremenda palabra. Demasiadas letras para tan poca certeza. Tenía ganas de escribir sobre ella, de vaciar mis pensamientos en un post en el que explicara de algún modo cómo la siento, tan cerca y vigilante, casi omnipresente.

El principio de la incertidumbre es la duda, y partiendo de esa base ya empezamos mal. Siempre me ha gustado tener casi todo lo importante bajo control y aferrarme a la posibilidad de cambiar las cosas con mi voluntad y mi constancia. Soy muy perfeccionista y bastante testaruda, así que generalmente consigo la mayor parte de los objetivos que me marco. Pero, obviamente, hay cosas que no se pueden controlar.

Esta vez todo es distinto: las ganas que yo tenga y hacer todo lo que está en mi mano no influirá de manera determinante en el transcurso y el desenlace de esta historia llamada infertilidad. Lo que yo quiera o deje de querer no es decisivo en este zigzagueante camino hacia la maternidad. Lamentablemente no. Las cosas son como son y hay que jugar con las cartas que tenemos sobre la mesa, aunque no guardemos ningún as en la manga. Y es esa incertidumbre atroz de no saber qué va a pasar, de esperar sin desesperar, de desear algo hasta los tuétanos, tan fuerte que a veces hasta duele en el alma, la que me trastoca y algunas veces me afecta más de lo que me gustaría.

Como todos, necesito encontrar paz a diario y, aunque ya la encuentro y mantengo con más frecuencia y consigo relajarme mucho más, algunos días me cuesta estar zen. Pero me niego a vivir atormentada o deprimida. Prefiero el carpe diem y centrar mis energías en el aquí y ahora, que me permite ser mucho más consciente de lo que tengo sin pensar en lo que no llega, aunque a veces las dudas me invadan. Superada la fase de “¿por qué a mí? ¿Por qué a nosotros?”, me debato ahora entre el “¿cuándo?” y sobre todo el “¿hasta cuándo?”. Craso error.

Sé que no debo dejar que estos pensamientos se acomoden en mi mente porque son tan recurrentes que pueden llegar a enraizar hasta el punto de no poder echarlos ni a patadas. Y no, yo no quiero eso. No es lo que deseo para mí, no es así como conseguiré alcanzar mis metas. Así que saco pecho, tomo aire y me levanto para seguir luchando, para continuar disfrutando la VIDA que tengo ante mí, con todas las letras y todas sus consecuencias, centrándome en el presente aún sin poder saber qué pasará mañana. Acepto y sigo, sin resignarme y sin perder la luz. Que si algún rato hay que llorar, se llora, pero un poquito nada más a modo de desahogo y para arriba otra vez.

La incertidumbre, en sus trece, sigue intentando atraparme de vez en cuando, pero yo me zafo de sus garras con bastante esfuerzo, un poco de ayuda y el convencimiento de que al final, antes o después, de una u otra manera, alcanzaré esa tranquilidad y la satisfacción de quien por fin tiene lo que tanto deseaba y de alguna manera le correspondía."


Muchísimas gracias por destapar así tus sentimientos y compartirlos.

Me hace muy feliz tu cruce del Ecuador y espero que vivas el resto de tu embarazo con mucha paz y felicidad.

Si quieres contribuir a visibilizar lo que supone emocionalmente la infertilidad con una aportación literaria o artística, del tipo que sea, puedes hacerlo enviando un email a Purplehopecloud@gmail.com o mediante mensaje directo a la cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para ver cómo surgió la idea de estos posts, aquí te lo cuento.

Muchas gracias por estar ahí.