jueves, 26 de abril de 2018

Expresando sentimientos XV

Un jueves más continuamos "Expresando sentimientos (sobre infertilidad)", con el fragmento de un cuento de @MiInfertildad donde narra los primeros pasos de Jana al recibir la fatídica noticia.

Puedes encontrar la totalidad del cuento (en tres capítulos, el enlazado y posteriores) en su blog "MiInfertilidad.com".

Una pareja de mujer y hombre se da la mano mientras toman café
Pixabay.com

"El bientratador"

«Tengo la antimülleriana por los suelos.

—¿La qué?

—La antimülleriana. ¿No me has oído?

El bientratador continuó, imperturbable, leyendo Valencia Plaza en el ipad.

—La antimülleriana es una hormona que indica la edad de tus ovarios, en este caso de los míos. Parece ser que tengo las entrañas de una vieja de 45 años.

Jana permanecía de pie con las manos contraídas en sendos puños. Había adquirido la costumbre de esconder las uñas de ese modo hasta clavarlas en la carne. Y es que los hilitos de suciedad que quedaban atrapados en el pulpejo de los dedos le resultaban demasiado bochornosos como para que pudieran verlos los demás. Por su condición de oftalmóloga, no le estaba permitido pintarse las uñas ya que operaba una vez a la semana y el esmalte no era considerado apto para la esterilidad que se requería en un quirófano.

—Estéril. Que a lo mejor soy estéril. Si te quieres ir con otra lo entenderé.

El bientratador no apartó la vista de la pantalla. Al cabo, dejó la tableta sobre la mesa y respiró hondo.

—¿Qué teníamos hoy para comer? Creo que eran filetes de ternera con habas. ¿Te has acordado de comprar café?

—Consumimos un paquete de café a la semana. Yo creo que soy estéril por culpa del café. El otro día leí en internet que el café podía impedir la implantación del óvulo en el endometrio. Claro que según la antimülleriana mis óvulos son unos inútiles…

El bientratador se levantó del sofá. Se acercó a Jana para besarla en los labios pero ésta apartó su boca y le ofreció la mejilla.

—Voy a preparar la comida. ¿Quieres zumo de naranja?

El bientratador entró en la cocina. Cogió una sartén del armario. La puso sobre los fogones y la cubrió con una fina capa de aceite. Después sacó un paquete de habas del congelador. Lo abrió y vertió su contenido en la olla a presión que previamente había llenado de agua. La cerró y encendió el fuego. Cogió un puñado de naranjas y comenzó a cortarlas por la mitad. Jana le siguió y se quedó en el dintel de la puerta.

—He leído en internet que con mis valores de antimülleriana es probable que solo me quede la ovodonación como única opción. ¿Sabes lo que es eso?»


Muchas gracias por participar, me alegro mucho de tu embarazo, pronto tendrás contigo a tu ovobebé. ¡Que vaya todo perfecto!

Si quieres colaborar con este blog y contarnos lo que la infertilidad es para ti, de la manera que mejor puedas expresarlo, puedes enviar un email a Purplehopecloud@gmail.com o un mensaje directo a mi cuenta de Twitter @MiNubeVioleta.

Y para conocer cómo surgió la idea y saber más sobre ella, aquí lo tienes.

Muchas gracias por estar ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario